Protección de manos: 5 consejos clave para prevenir accidentes

/ / Conoce PR88

Nuestras manos (desde la muñeca hasta la yema de los dedos) son las partes del cuerpo más expuestas a accidentes, tanto es así que uno de cada 3 accidentes laborales afecta a las manos de los trabajadores.

Por fortuna, podemos reducir el riesgo de lesiones serias a las manos de nuestros trabajadores teniendo en cuenta los 5 tips siguientes:

1. NADA DE ACCESORIOS EN LAS MANOS

Si por su actividad las manos de tus trabajadores están expuestas a riesgos de accidente (de impactos, cortes, descargas eléctricas…), antes de iniciar su labor deben quitarse todos los accesorios que tengan en las mismas: anillos, pulseras, relojes, etc.

2. ASEGÚRATE DE QUE TUS TRABAJADORES USEN GUANTES DE PROTECCIÓN… Y QUE SEAN LOS ADECUADOS PARA SU LABOR

El 70% de los accidentes en las manos ocurren cuando los trabajadores no llevan guantes de protección. Escoge el guante correcto, es muy importante que tus trabajadores usen los guantes de protección específicamente diseñados para los riesgos y tareas correspondientes a sus respectivos puestos de trabajo. Ni que decir tiene que se ha de seleccionar siempre la talla adecuada de guante, ya que sólo así la mano estará correctamente cubierta y, por tanto, protegida.

3. NO USAR LAS MANOS COMO HERRAMIENTA

Se han de usar herramientas de mano, y no usar las manos como herramienta. Selecciona las herramientas manuales apropiadas para evitar accidentes y problemas de exceso de uso/movimientos repetitivos. Por supuesto, las herramientas que se empleen deben estar en buen estado y usarse solo para lo que fueron fabricadas. Inspecciona el equipo y la maquinaria antes del trabajo para asegurar que estén en buenas condiciones de funcionamiento.

4. CONSIGUE EMPLEADOS COMPROMETIDOS CON SU SEGURIDAD

¿Quieres disminuir las lesiones a las manos de tus trabajadores, y velar por su seguridad en general? Pues no lo conseguirás sólo proporcionándoles los Equipos de Protección Individual (EPI) apropiados. Necesitarás, además, concienciarlos y motivarlos al máximo en la atención, cuidado y protección de sus manos en el trabajo. Como jefe, cunde con el ejemplo si procede.

5. FORMA A TUS TRABAJADORES EN PREVENCIÓN

Formar en Prevención de Riesgos Laborales (PRL) es, además de obligatorio, clave para capacitar a tus empleados de las aptitudes y actitudes necesarias en materia de protección laboral. La formación en prevención no es un capricho ni un formalismo burocrático, es una necesidad para mejorar la seguridad y salud de tus empleados. Los trabajadores que recibieron cursos de prevención (teóricos y prácticos) son hasta un 40% menos propensos a tener lesiones y accidentes de manos que los que no los recibieron.

Recuerda estar siempre alerta, seguir los procedimientos, y no poner las manos en un lugar donde no se puedan ver. La seguridad y salud en el trabajo está en tus manos.

TOP